1. A la Confianza en ti misma y a tu amor propio

Algunas relaciones sacan lo MEJOR de nosotros mismos, otras simplemente nos hacen sentir menos e inseguros de nosotros mismos.

Si sientes que empiezas a dudar de ti misma, o te sientes menos segura que antes de empezar  la relación, puede ser el momento de analizar de donde viene esa reducción.

Una relación sana, debería proporcionar una base sólida para explorar el mundo y alcanzar lo mejor que sea posible en su vida. Pero si tu relación te está deteniendo y disminuyendo tu fuerza, es una gran alerta que NO debes ignorar más.

2. A su independencia personal y financiera

Estar en una buena relación es una experiencia maravillosa. Pero no olvides que no debes rendir tu independencia en una sola “sociedad” mutua con otra persona.

Es mucho más importante  mantener tu propia identidad, ser interdependiente, jamás codependiente. Siempre debes poder sentir que estas en la relación porque así lo quieres, no porque, no puedes estar sola o porque sientes que lo necesitas. 

3. No renuncie a su derecho de decidir por usted misma, a su libertad de elección

Nunca abandone su libertad de elegir sólo para mantener feliz a otra persona. El compromiso en una relación es muy importante, pero sólo si ambas partes ganan por igual.

No seda el control si no es para aumentar su bienestar. Caer frente a la tentación del poder y la manipulación es muy fácil, por esto hasta el mejor compañero del mundo estará dispuesto a robar tu libertad si se lo permites.

4. No abandones el derecho a ser tu misma, sin una buena razón

Todos debemos mejorar o cambiar hasta cierto punto, en una relación. Pero tenga mucho cuidado de no perderse a usted misma en el proceso. Proteja los rasgos fundamentales de su personalidad, y nunca deje su yo esencial sólo porque su compañero así lo decidió.

5. No abandones tu derecho a ser FELIZ

Habrán momentos donde tus miedos de quedarte sola se hacen más grandes que tu genuino deseo de felicidad. Como resultado te mantienes en relaciones que no sacan lo mejor de ti misma.

Sólo tienes una vida, —Intenta no desperdiciarla en una relación que te hace miserable. Abandona cualquier relación que mine tu sentido del bienestar y la felicidad.

6. No se rinda frente a sus sueños o metas

No deje sus sueños por una relación. Una relación sana, debería mantenerte motivada para alcanzarlos, un lugar para convertirse no para rendirse, de dónde sacas energía para conseguir lo que siempre has soñado.

Un compañero celoso o inseguro, buscará mantener el control sobre tus deseos o metas, para no perder el poder que cree tener sobre ti.

Si tu pareja no te motiva fuertemente a la aventura y no te ayuda a avanzar, es hora de partir.

7. No abandones buenas relaciones que ya tienes y son importantes para ti

Los verdaderos amigos son difíciles de encontrar, y si tu pareja te dice que los abandones para poder seguir contigo, —sobra decir que es una persona peligrosa, egoísta y controladora.

Esa es la mejor señal para salir corriendo y nunca mirar atrás.

Una relación que será satisfactoria en el tiempo, te motivará a mantener los vínculos con buenas amigos y con la familia.

8. Jamás renuncies al respeto a ti misma

En nuestra carrera hacia el amor, algunas veces cruzamos los límites del autorespeto, límites que normalmente ni siquiera consideraríamos violentar un poco.

Ya sea que esto signifique comportarse de una manera deshonesta para agradar a tu compañero o que permitas a tu pareja que te trate irrespetuosamente, esto es otra señal para abandonar la relación.

—Nunca renuncies a tu derecho a ser tratada con el mayor respeto posible. Si dejes que esto pase, terminarás despreciandote a ti mismas por permitirlo. 

9. No te pierdas a ti misma en el proceso de estar con otra persona

Cuando nos dejamos absorber por una relación, tendemos a adoptar los intereses y comportamientos de nuestro compañero.

Esto no significaría mayor problema, si tuviéramos un desarrollado sentido de la identidad propia. Pero el solo hecho de dejarse absorber por la otra persona, ya es una enorme señal de alerta.

Si sientes que eres excesivamente  influenciable por tu compañero, significa que pronto dejaras de tomar tus propias decisiones y abandonaras el sagrado camino, del autodescubrimiento  y el aprendizaje constante. En otras palabras dejaras de crecer.

10. No renuncies a tu poder de decisión

Imagina que tu voluntad o poder de decisión es un músculo, si no lo utilizas constantemente se debilita.

Cuanto más dejes que la otra persona tome las decisiones, menos podrás tomar decisiones en el futuro, perdiendo así, toda tu capacidad de decidir por ti misma. Quedarás a merced de la voluntad  de la otra persona.

Recuerda que deberías alimentar tu sentido de la identidad propia, para no perderte en el proceso, y eso sólo se logra ejerciendo tu derecho a elegir cuando haya que hacerlo sin tener que preguntar a nadie, ni siquiera a la persona con la que compartes una relación.

“Las relaciones de pareja, pueden ser el CIELO, pero también pueden llegar a convertirse en el INFIERNO. Por esto, mantén una sana vigilancia sobre los comportamientos de tu compañero y sobre los tuyos propios. Para que puedas lograr  y mantener una satisfactoria y sana relación”

Si te gustó compártelo con tus amigos…”

Author: John Asmed A.A

Technology Entrepreneurship de Stanfort University. Actualmente CopyWriter en Floresparacolombia.com y especialista en Comercio Electrónico JOHN ASMED A

A %d blogueros les gusta esto: